Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

Plasticidad cerebral y reserva cognitiva

La plasticidad cerebral es la capacidad del sistema nervioso para cambiar y adaptar su estructura y funcionamiento a lo largo de su vida, como reacción a la experiencia. También conocida como neuroplasticidad o plasticidad neuronal, permite a las neuronas regenerarse y formar nuevas conexiones. De esta manera, la plasticidad neuronal posibilita al cerebro recuperarse y reestructurarse tras un determinado daño.

Mantener un cerebro activo y ejercitar las capacidades cognitivas a lo largo de nuestra vida, permite minimizar el declive mental causado por el envejecimiento. De esta manera, habremos acostumbrado a nuestro sistema nervioso a adaptarse mejor a los cambios.

El término reserva cognitiva hace referencia a la capacidad cognitiva que la persona ha conseguido acumular durante su vida. La reserva cognitiva fomenta la neuroplasticidad. Por consiguiente, la capacidad de nuestro cerebro a luchar contra el envejecimiento o las demencias, será mayor. Así, las personas con alta capacidad intelectual, pueden retardar la aparición de una demencia. Son capaces de utilizar vías neuronales alternativas cuando la principal está dañada.

Su papel en la enfermedad de Alzheimer

Gracias a estos conceptos, se puede aprovechar la capacidad de recuperación del cerebro para luchar contra la enfermedad de Alzheimer. Supone gran oportunidad para estas personas.